>Actualidad

Acto de entrega de los certificados de adhesión al programa de acuerdos voluntarios para la reducción de las emisiones de CO2
En Logifrio hemos apostado por la defensa del compromiso por la reducción de las emisiones de gases con efecto invernadero. Fruto de esta concienciación hemos decidido implementar nuevas mejoras de eficiencia energética en nuestras instalaciones, haciendo especial atención a la reducción del consumo eléctrico.

Para dar cumplimento a este compromiso, Logifrio està adherido desde el pasado mes de septiembre de 2015 al Programa de Acuerdos Voluntarios impulsado por la Oficina Catalana del Cambio Climático (OCCC) para reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero. Dicha adhesión se ha hecho efectiva para la Delegación de Barcelona y Servicios Centrales y a sus vehículos de distribución capilar (propios y autónomos) y no ha supuesto ningún coste para la Organización. Los Acuerdos Voluntarios son un sello de calidad por el cual Logifrio acredita un compromiso firme para la reducción de estos gases, responsables del cambio climático.

Este acuerdo es un compromiso que Logifrio asumió de manera voluntaria para contribuir a la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero, más allá de lo que obliga la normativa. Mediante el acuerdo, nos comprometemos a realizar un inventario anual de nuestras emisiones, plantear e implementar medidas para reducirlas y realizar un seguimiento anual para valorar los resultados del esfuerzo voluntario.

Desde la fecha de adhesión al Programa, y a pesar del incremento de la actividad económica, hemos logrado reducir los valores de emisiones totales de gases de efecto invernadero aproximadamente en un 2,50%, lo que representa casi 100 toneladas de CO2 equivalente.

En términos generales, la implementación de una medida en el marco del Programa de acuerdos voluntarios permite una reducción de emisiones de GEH de cerca del 4%. Si las analizamos por tipología, las que disminuyen los consumos energéticos de las instalaciones –como un cambio de caldera de calefacción o de agua caliente sanitaria, o en equipos industriales– provocan una reducción de emisiones de GEH de casi un 17%. Las medidas relativas a rebajar los consumos de la flota propia de transporte las reducen un 1,3%, y las dirigidas a menguar el consumo eléctrico, un 2% de media.

Esta reducción y el seguimiento de dicha adhesión contribuirá en:


•    Reducción de la factura energética.
•    Reducción de la dependencia de recursos fósiles y de la vulnerabilidad asociada a incrementos potenciales de su precio.
•    Posicionamiento estratégico avanzado en términos ambientales y de cambio climático.
•    Incorporación de un valor añadido, por una parte, a los servicios, productos o proyectos de la organización, y, por otra, a la relación de la organización y sus miembros o trabajadores.
•    Mejora de la gestión ambiental gracias a la implicación de proveedores y clientes de la organización.


El pasado 7 de noviembre de 2016, asistimos en el Palau de la Generalitat de Catalunya al acto de entrega de la certificación que nos reconoce el compromiso voluntario con la reducción de emisiones de gases con efecto de invernadero.

El Conseller de Territorio y Sostenibilidad, Sr. Josep Rull, la secretaria de Medio ambiente y Sostenibilidad,  Sra. Marta Subirà, y la Directora general de Calidad Ambiental y Cambio Climático, Sra. Mercè Rius, fueron los encargados de presidir dicha entrega.

En su discurso, el consejero ha querido subrayar el mensaje de optimismo y esperanza que han trasladado las empresas destacadas en el acto al que asistimos y agradecer en este acto nuestro compromiso.

Nuestro Director General, Sr. Fernando García Villalobos fue el encargado de recibir la distinción de manos del Conseller Sr. Josep Rull.

Compromiso con la reducción de emisiones

El programa nació a mediados del 2010 con el objetivo que las organizaciones dispusieran de un marco donde poder mostrar su compromiso con la reducción de emisiones de GEH. En cinco años se han adherido 153, la mayoría de las cuales han optado por acciones encaminadas a la reducción del consumo energético, con la disminución de costes asociada.

La tipología de las organizaciones adheridas es muy variada. La empresa privada es la más representada, con un 70%. Las entidades de la administración pública representan el 19% del total, y las organizaciones sin ánimo de lucro, un 11%.

Desde un punto de vista sectorial, la posición más destacada lo ocupan las consultorías e ingenierías (23%), especialmente las dedicadas a cuestiones ambientales, junto con la industria (23%). De la industria, los principales sectores representados son el alimentario, el metalúrgico y el papelero. Otros sectores comprometidos con los Acuerdos Voluntarios son la administración pública (8%), las organizaciones de logística (8%) y las entidades con finalidades sociales y de educación y salud (7%).

Mejoras en el consumo

Desde el inicio del programa, en julio del 2010, las organizaciones han puesto en marcha más de 1.100 actuaciones, de las cuales 900 ya están implementadas. De estas, un 9% están relacionadas con la mejora del comportamiento energético de las instalaciones, como por ejemplo la introducción de energías renovables, la eficiencia, o la monitorización. Un 17% se basan en la movilidad, con medidas como el cambio de flotas, la conducción eficiente, o el transporte público.

Pero el volumen más importante es el que está relacionado con la racionalización del consumo eléctrico, que representa un 49% de las actuaciones. Para disminuir el consumo se han implementado mejoras como hacer más eficiente la iluminación y la climatización, realizar monitorizaciones del consumo, o instalar regulaciones automáticas. Un 18% de las organizaciones llevan a cabo actuaciones de sensibilización, tanto entre sus trabajadores como para los clientes.

<< Volver atrás