>Actualidad

LOGIFRIO participa en la campaña "La alimentación no tiene desperdicio, Aprovéchala"
El próximo día 13 de Marzo en Madrid, dentro del XIII Foro Nacional del Transporte organizado por AECOC, LOGIFRIO firmará junto con otras cien compañías líderes en producción y distribución alimentaria en nuestro país, un decálogo de buenas prácticas y un acuerdo de colaboración entre todas las partes de la cadena alimentaria, para poner en marcha un Plan de colaboración para la reducción del desperdicio alimentario.

Logifrio sensible ante la importancia de este problema, y sensible ante la situación actual de precariedad en nuestra sociedad se ha sumado a esta iniciativa, con la clara voluntad de sumar y de forma altruista.

Logifrio participará en el proyecto transportando excedentes alimentarios desde las plantas productivas o los centros de distribución, hasta los Bancos de Alimentos situados a lo largo de todo el territorio nacional.

Los datos que nos mueven a involucrarnos en este proyecto  son preocupantes:
Cada año 1/3 de los alimentos producidos en el mundo para el consumo humano se pierden o se desperdician.

En los hogares españoles se tiran anualmente 2,9 millones de toneladas de Alimentos.
Según Fuentes de Cáritas en España 9 millones de personas viven en situación de pobreza.
España ocupa el segundo lugar, en Europa,  en número de bancos de alimentos y volumen de actividad de los mismos. En el año 2010 se donaron 84 millones de Kilos  y en 2011 las donaciones se incrementaron en un 20 %.

El problema del desperdicio tiene impactos colaterales como:
Impacto económico. Repercusión en las Cuentas de Resultados de las empresas, en la Economía Doméstica.

Impacto social-humanitario. En un escenario de crisis como el actual resulta especialmente inadecuado el derroche de una bien de primera necesidad como es la alimentación.
Impacto medioambiental: Los alimentos que se tiran en Europa al año producen 170  millones de toneladas equivalentes de CO2.

Impacto en la imagen del sector. La suma de los impactos anteriores daña la imagen del sector que se muestra, ante la sociedad, poco solidario e "irresponsable" en un momento tan complejo como el actual.

Los objetivos fundamentales de esta campaña son Reducir los desperdicios a lo largo de toda la cadena alimentaria  y Optimizar el aprovechamiento del "excedente".






<< Volver atrás